Los laboratorios que procesan muestras de COVID-19 están en la mira de la Superintendencia Nacional de Salud.

El superintendente Fabio Aristizábal informó que el organismo requirió a un total de 65 laboratorios en todo el país.

Producto de esas investigaciones se han detectado algunas irregularidades, malas prácticas, inconsistencias en procesamiento de muestras y demoras en la entrega de los resultados.

Al respecto, el superintendente formuló un vehemente llamado de atención y afirmó que “esto no es un juego. No podemos poner en riesgo la salud y la vida de las personas. Los laboratorios también deben cumplir con su obligación de efectuar el 100 por ciento del registro de los resultados de las pruebas procesadas. La Supersalud no va a bajar la guardia, seguiremos inspeccionando para que cumplan todos estos laboratorios y les cumplan a los colombianos”.

Publicidad

Según el reporte del superintendente de Salud, son más de 30 mil muestras pendientes por procesar.

Las mayores dificultades se registran en Bogotá, Antioquia, Atlántico y Valle del Cauca.