Director de la Policía se pronuncia frente a denuncias de HRWnacional

Director de la Policía se pronuncia frente a denuncias de HRW

Stic Luengas - 10 de marzo del 2020 6:47 pm

La ONG estadounidense, Human Rights Watch publicó, este martes en su página web, un preocupante informe donde denuncia que en Colombia se cometieron múltiples abusos por parte de agentes de la policía. Detalla el comunicado que se trataría de actos violentos como golpizas, detenciones arbitrarias y exceso de fuerza contra los manifestantes que participaron en las diferentes movilizaciones en el mes de noviembre del año 2019.

En el informe de ocho páginas se tienen en cuenta las declaraciones de 26 víctimas de abusos por parte de la Policía Colombiana; el director para las Américas de Human Rights Watch, José Miguel Vivanco hace un llamado al presidente Iván Duque.

“Hemos recibido denuncias y pruebas creíbles de graves abusos por parte de policías colombianos, incluyendo detenciones arbitrarias y golpizas brutales contra manifestantes pacíficos, personas detenidas y transeúntes”.

“Es clave que el presidente Duque envíe un mensaje claro de que el resguardo del orden público no autoriza a la Fuerza Pública a violar los derechos humanos y que los abusos no serán tolerados”.

En el informe de Human Rights Watch, se menciona el caso de Dilan Cruz quien murió el 23 de noviembre luego de recibir un impacto en la cabeza con una munición conocida como «beang bag» por parte de un agente del escuadro móvil antidisturbios; la ONG solicitó información detallada del caso donde el joven estudiante perdió la vida y se afirma que la institución sigue usando ese tipo de escopetas.

Ante la grave denuncia el director de la Policía Nacional de Colombia, general Óscar Atehortua, se pronunció afirmando que hace pocos días se reunió con el director de la ONG:

“Tuve la oportunidad hace algunos días de hablar directamente con el señor Vivanco, cuando tuvimos una reunión con el señor ministro de Defensa y los comandantes de fuerza».

«Es importante manifestar que en esta reunión, cuando él preguntó sobre algunos casos le aclaramos; en primera instancia que la misma Policía Nacional aperturó 47 investigaciones disciplinarias de acuerdo a la quejas que había recibido por presuntos abusos».

Segundo, decirle que de ellos, «32 casos actualmente se encuentran en etapa de instrucción, 6 casos ya han cumplido y se ha determinado que no hay responsabilidad de los policías, 8 más se encuentran asumidos por el poder preferente de la Procuraduría con la colaboración de la Policía Nacional y uno más se encuentra en audiencia pública, de algunos de ellos mismos casos algunos se encuentran en manos de la Justicia Penal Militar.”

El general Atehortúa también dijo que las puertas de la Policía están abiertas para que exista claridad y que el informe se hizo con las denuncias de los mismos implicados en los actos vandálicos:

“Hemos abierto las puertas de nuestra institución para que haya claridad en cada uno de esos casos, incluso le aclaré al doctor Vivanco que muchos de estos casos de las denuncias eran interpuestas por las personas que habían sido capturadas por la misma Policía Nacional, quienes no solamente cometieron el delito de ataque a servidor público sino que estaban cometiendo otros delitos en contra de los ciudadanos de Colombia, por ejemplo, obstrucción en vía publica e impedir el desplazamiento del transporte colectivo, no obstante, seguimos abiertos para que las autoridades, cualquiera que sea, tenga la información de la Policía para que se esclarezca cada uno de estos hechos”.

Atehortúa concluyó diciendo que la institución también entregó información a la ONG y que no se refleja en el informe refiriéndose a los datos sobre las investigaciones por parte de la Inspección de la Policía y que faltó radicar la labor de los 385 policías que en medio de las confrontaciones sufrieron lesiones y vieron vulnerada su integridad.