Una alcaldesa local de Bogotá, que persiste en quedarse en su cargo desde la anterior administración y está imputada por temas de contratación, tuvo otro problema. Discriminó por su raza a un contratista, según él lo ha denunciado.