Gildardo Naranjo de 67 años fue diagnosticado con una enfermedad neurológica hace 3 meses, la semana pasada presentó algunos mareos por lo que su familia lo llevó al hospital.

“Cuando él tenía un tumor cerebral el cual fue diagnosticado mediante una resonancia magnética y los médicos pidieron un consentimiento para  hospitalizarlo y por la salud de mi papá dije que sí había que hospitalizarlo”, dice Iván Naranjo, familiar del fallecido.

Luego de la intervención quirúrgica, médicos informaron a sus familiares que tuvo complicaciones y debía ser entubado, horas después murió.

Su hijo asegura que Gildardo nunca presentó síntomas de coronavirus y que está registrado en las historias clínicas.

“Mi papá siempre, siempre, siempre, la temperatura como lo pueden ver en estos documentos siempre fue 36.5, 36.6, 36.7, nunca tuvo una temperatura alta como para decir que puede tener COVID o una gripa, malestar en el cuerpo de los huesos”, señala el joven Naranjo.

Publicidad

Pero no es el único caso, Carlos Mario Vélez, de 76 años, sufrió una caída en un hogar geriátrico, pero en el hospital fue declarado muerto por COVID-19.

“Él fue por una caída y después me dijeron que tenía síntomas que era sospechoso”, señala un familiar.

Las familias denuncian, además, retrasos en la entrega de las pruebas.

Noticentro1CM& pidió el pronunciamiento de la Secretaría de Salud de Medellín, pero no hubo respuesta.