Los líderes de las juventudes liberales en la isla de San Andrés denunciaron que la administración local expidió resoluciones que prohíben que los residentes de la isla, tan afectados por la pandemia durante los últimos cinco meses, no podrán utilizar las playas, pues estas solo serán utilizadas por los turistas que ya empezaron a llegar.

“Se expidió el Decreto 0236 del primero de septiembre en el cual la gobernación prohíbe a los habitantes de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, hacer uso de las playas, el uso de estas queda exclusivamente reservado para los turistas”, aseguró Yuli Andrea Urrego, presidenta de las juventudes liberales de la isla.

Por su parte Nauro Caballero, veedor nacional de las juventudes liberales dijo que, “en dicho decreto se pone de presente el poco interés de parte de las autoridades locales pues no se ha expedido ningún protocolo de bioseguridad, no se ve el protocolo para los turistas, no se ve el protocolo para nadie, despertemos por favor”.

La isla de San Andrés es sin duda la más golpeada por la pandemia del COVID-19, tras más de cinco meses de cierre se han perdido más de 23 mil empleos y las pérdidas para el comercio superan el medio billón de pesos.