Un impactante denuncia de maltrato infantil empezó a circular por redes sociales.

Una madre que viajaba con su hijo de un año de edad, en un vuelo que cubría la ruta Bogotá-Barcelona, aseguró que “el pequeño comenzó a llorar y se retorció durante horas en su asiento”, producto del aparente temor que sentía al viajar por vía aérea.

La madre, que según comentaron estaba “agotada y avergonzada” con los otros pasajeros, recibió como aparente sugerencia, de uno de los tripulantes, que “colocara a su bebé a gatear por el pasillo”, alegando que “es lo que necesita para poder calmarse”.

La mujer “hizo caso al consejo y puso a su bebé a gatear por el pasillo”, y el pequeño “dejó de llorar”. Sin embargo, en la denuncia se añade que, en unas filas más atrás de donde se encontraba la madre, “otra mujer adulta sacó su pierna y pateó el labio del bebé”.

La madre, que “quedó en shock tras oír nuevamente el llanto de su hijo”, procedió a “tomarlo rápidamente e ir al baño para lavarle la sangre que había derramado de su boca, sin querer entrar en conflicto con la presunta agresora”.

“(La madre) Habla con las auxiliares de vuelo y una de ellas le reclama a la agresora, a lo que ella contesta que el “niñito” la tiene desesperada con su llanto, que ella es una mujer mayor y no puede aguantar la situación. La situación es tan surreal que hasta el piloto interviene y deciden informar a la Policía del incidente”dice un fragmento de la denuncia.

Según la acusación, el hecho ocurrió en un avión de la aerolínea Avianca.

Frente al caso, la aerolínea señaló que “si bien la tripulación no fue testigo presencial de los hechos, asistió a la mamá y bebé en vuelo ofreciendo asistencia médica a bordo, así como coordinó la atención médica en tierra para el bebé, como la presencia de la Guardia Civil española para el manejo del pasajero acusado de agresión”.

Por otro lado, reporta la compañía que al momento del aterrizaje la Guardia Civil hizo presencia en el avión y solicitaron la declaración de la tripulación testigo de los hechos.

“Atendiendo el llamado nuestra tripulación compareció ante la Guardia Civil y rindió informe del evento.  Adicionalmente, en caso de que las autoridades así lo soliciten y lo admitan dentro del proceso, la tripulación comparecerá nuevamente para rendir informe sobre lo sucedido y de lo que fue testigo”.

Avianca confirmó que “ha estado y está a disposición de cualquier autoridad para prestar toda la colaboración necesaria en torno al evento y la protección efectiva de los derechos del bebé y su mamá”.

Finalmente, la aerolínea invitó a los pasajeros del vuelo AV18 que hayan presenciado el hecho a ponerse en contacto con las autoridades competentes.

‘La agresora se habría presentado en sillas de ruedas’

“Los oficiales hacen fotos pero la mamá entre el shock y el descontrol del bebé omite el detalle de pedirlas y tampoco las hace al llegar a casa”, dice la denuncia, aludiendo que “el caso de agresión se denunció”.

No obstante, al día siguiente la madre y la acusada “se presentaron ante las autoridades forenses para comentar el caso”, pero “ocurrió algo insólito”.

“La madre se presenta sola con el bebé para peritaje del forense y sin abogado (no lo puede pagar) sin embargo la agresora se presenta en silla de ruedas y con una abogada que desmiente los hechos. Todo es un invento según ella”. comenta la denunciante.

“Otra testigo es una turista que alega no encontrarse en la ciudad y que en calidad de turista solo puede estar 90 días en territorio español”, afirma la denunciante.

Se conoció que la audiencia habría sido aplazada para marzo, pero al desvelarse que “para la abogada de la agresora, esa fecha no le venía bien”, la jueza “decidió mover la audiencia para mayo“, fecha en la que “la testigo pasajera ya estaría en territorio español”, según se dice la delación.

Al conocerse toda esta cadena de sucesos, se pidió que las autoridades tomaran cartas en el asunto, con el fin de “pedir justicia por la madre del pequeño”.

Hilo de la denuncia completa: