Con pruebas en mano, el gremio de taxistas está denunciando que en Bucaramanga a través de varias plataformas de transporte público y privado se están ofreciendo servicios sexuales al volante.

Según Wilson Sáenz, uno de los veedores de la mancha amarilla “lamentablemente los moteles se han trasladado al servicio de transporte de pasajeros en estas aplicaciones ilegales”.

Las prácticas ya se convierten en todo un escándalo en la ‘Ciudad de los Parques’, razón por la cual se pide la intervención de las autoridades.

A través de varias aplicaciones de transporte público y privado ha quedado evidenciado cómo los usuarios piden servicios sexuales a diferentes conductores.

Gracias a las redes sociales y sus propias plataformas de trabajo el gremio obtuvo las pruebas que ponen al descubierto recorridos sexuales y otros servicios que se están dando dentro de los vehículos en movimiento.

Los conocidos como “sex-car” en Bucaramanga también son utilizados, según Sáenz, para consumir droga.

Publicidad

Datos del gremio de los taxistas apuntan a que en la capital de Santander hay entre 5 mil a 10 vehículos laborando con aplicaciones ilegales.

Para las autoridades combatir este delito que está penalizado no se puede hacer si no hay denunciantes.

Eso afecta la salud pública, estamos en medio una pandemia (…) La tranquilidad de poder disfrutar de un viaje sin saber que haya pasado al interior de los vehículos afecta la reputación, también de las empresas de transporte, entonces por eso tenemos que actuar de manera contundente”, dijo el secretario de la Alcaldía de Bucaramanga, David Cavanzo.

La ciudadanía también rechaza la práctica de servicios sexuales en los vehículos que trabajan con aplicaciones de transporte.

Eso pasa por la falta de Dios en el corazón del hombre”, dice el ciudadano Roberto Moreno.

Actualmente nadie sabe cuántas plataformas de transporte operan ilegalmente en Bucaramanga que cuenta con más de 6.000 taxis.

Según el Código Policía, tanto conductores como pasajeros de vehículos que sean sorprendidos sosteniendo relaciones sexuales en vía pública dentro fuera del vehículo podrán recibir un comparendo que supera los 600.000 pesos.