Organismos de socorro trabajan a toda marcha para remover el gigantesco derrumbe que cayó sobre la vía Pasto-Tumaco que deja hasta el momento 12 personas muertas, nueve personas fueron rescatadas con vida y por lo menos seis más están desaparecidas.

Las fuertes lluvias que se registran hace más de dos meses en el piedemonte dejaron incomunicados a Pasto con la costa pacífica nariñense tras un deslizamiento de tierra sobre el kilómetro 38 del municipio de Mallama, en donde el restaurante y el billar de ese sector fueron cubiertos por el alud.

Le puede interesar: Marcha campesina por el fin de la guerra, terminó en tragedia en Argelia

Un total de 34 unidades de bomberos, perros especializados en búsqueda y rescate, 45 socorristas de la Defensa Civil, seis de la Cruz Roja, 27 uniformados de Policía y 31 funcionarios de la administración de Mallamas, Ricaurte y Fiscalía, además de integrantes de la comunidad, trabajan incansablemente para rescatar a las personas que quedaron atrapadas.