Más de 150 personas fueron sancionadas por incumplir las normas de aislamiento selectivo durante una fiesta electrónica en Jamundí, Valle del Cauca. En el exclusivo lugar se incautaron elementos de sonido y licor.

Hasta el sector de Potrerito, zona rural de Jamundí, Valle, llegaron las autoridades para desactivar una fiesta electrónica compuesta por 150 personas que ignoraban las recomendaciones del aislamiento selectivo, entre el gran número de personas se encontraba un menor de edad.

Vea también: En Bogotá, el 57 % de los casos por robo de bicicletas son archivados

«Seguimos teniendo actores que nos quieren generar inseguridad a través de fiestas irregularidades por fuera de la bioseguridad, las fiestas no están permitidas con más de 50 personas», afirmó Camilo Murcia, secretario de Seguridad del Valle.

Los controles continuarán para evitar que este tipo de desobediencia civil cause celeridad en un rebrote del COVID-19.