Un fuerte operativo llegó al barrio Altos de Santa Elena de Cali para desalojar a 170 familias que ocuparon estos predios de manera irregular.

«En este momento entramos aquí porque tienen once años de estar abandonadas, con la pandemia más de uno salió desplazado del cauca y no tenían dónde meterse», indicó el afectado por desalojado, Américo Torres.

En su mayoría son personas desplazadas por la violencia, provenientes del departamento del Cauca que buscan una solución de vivienda.

Publicidad

«Cuando llegó la pandemia nos sacaron del trabajo entonces tomamos el atrevimiento para darle techo a nuestros hijos, queriendo llegar a un acuerdo de vivienda», aseguró la habitante afectada, Leslie Prado.

Por su parte la Alcaldía de Cali informó que el procedimiento es legal y que las 178 viviendas tienen sus respectivos propietarios.

«No todos esos diálogos tienen salida inmediata, las otras 150 mil familias de la ciudad tienen derecho, hay problemas de vivienda pero no se pueden resolver por esa vía», manifestó el secretario de Seguridad de Cali, Carlos Rojas.

La administración distrital dice que busca un acuerdo con las personas que reclaman una vivienda digna.