Las autoridades desarticularon a un grupo de delincuencia común organizada que se dedicaba a la comercialización de celulares hurtados.

Ocho presuntos integrantes de esta red fueron capturados en Bogotá, y según las investigaciones se dedicaban a la receptación, manipulación y comercialización de equipos terminales móviles.

Estas personas delinquían principalmente en la localidad de Usme, allí compraban celulares hurtados, los manipulaban con sofisticados dispositivos para cambiar el código de identidad internacional (IMEI) y posteriormente los ponían a la venta en locales comerciales que aparentemente se dedican a la venta legal de equipos móviles.

Entre los detenidos se encuentra una mujer conocida como “La Mona”, administradora de uno de estos establecimientos comerciales y sindicada de recolectar diariamente entre 50 y 70 celulares hurtados los cuales eran enviados hacia el vecino país de Ecuador.

Los otros capturados conocidos con el alias de “Hayver”, “Oscar”, “Freddy”, “Jhan”, “Luis”, “Jonathan” y “Carlos”, se encargaban de la  receptación, alteración, manipulación y distribución de estos equipos.

En la operación fueron incautados 40 dispositivos celulares, siete cajas liberadoras (dispositivos dongos), cuatro programas de liberación virtual y siete discos duros.