En Jamundí y en Palmira, las autoridades desarticularon una banda dedicada a la comercialización de fauna silvestre, que era conformada por tres personas.

La banda usaba las redes sociales para vender los animales en Colombia y Centroamérica, los enviaban a través de encomienda.

Cuatro armas de fuego, 34 animales entre manatíes, boas, tarántulas, iguanas, entre otras especies fueron decomisadas en el operativo.