La Fiscalía General de la Nación y Policía capturaron a seis integrantes de una banda que se dedicaba a la explotación sexual de menores, incluidos indígenas, en municipios de la zona de frontera con Ecuador, informaron este jueves las autoridades.

Las instituciones señalaron en un comunicado conjunto que los victimarios fueron capturados en varias operaciones desarrolladas en las localidades de Mocoa, Villa Garzón y Puerto Asís, todas en el departamento colombiano de Putumayo, fronterizo con Ecuador.

Entre los capturados se encuentra Jhonatan Julián Jacanamejoy, alias «Tato», quien creaba perfiles falsos en redes sociales para buscar menores entre los 13 y 17 años a las que hacía ofertas para trabajar en una supuesta agencia de modelos.

«Las niñas y adolescentes que aceptaron los ofrecimientos en realidad eran inducidas a ejercer actividades de tipo sexual por las que el señalado cabecilla de la estructura cobraba entre 60.000 y 200.000 pesos (entre unos 18 y 60 dólares)», agregó la información.

Según las investigaciones, las víctimas eran transportadas hasta hoteles ubicados en municipios cerca de la frontera y algunos en Ecuador, donde las personas que pagaban por su explotación las esperaban.

Colombia y Ecuador comparten una frontera de 586 kilómetros en donde viven unos tres millones de personas.

Tras la investigación, las autoridades recuperaron a 13 menores, de los cuales seis pertenecían a una comunidad indígena y a quienes el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF) les restableció sus derechos.