La Dirección Antinarcóticos desplegó una operación en los puertos del Caribe para poner al descubierto lo que sería un nuevo método de ocultamiento de drogas ilícitas.

En un primer caso adelantado en el puerto de Barranquilla, los policiales en las labores de inspección intrusiva a los contenedores que salen con destinos internacionales, descubrieron un alijo de cocaína que estaba mezclado con sustrato de coco, la inusual mezcla tenía como destino la ciudad de Valencia en España.

Lea más: Las irregularidades por las que le fue retirada la acreditación a la universidad Sergio Arboleda

Un canino de raza labrador y su guía repasaban cada uno de los pallets en donde estaba la mercancía.

De esta manera, el inquieto perro se sienta junto a los bultos -como señal positiva- por lo que las autoridades los abrieron para realizar unas pruebas con los reactivos químicos, los cuales confirmaron que era cocaína, allí se encontró un total de 2.782 kilos.

Casi al mismo tiempo pero en el puerto de Santa Marta, los policías que revisan la carga en los patios de aforo, encuentran dentro de un envío de frutas con destino a Bélgica 1.811 kilos de cocaína.

Para descubrirlos, utilizaron un escáner portátil que determina la densidad de las superficies; en la pantalla se pudo ver las figuras rectangulares similares a los paquetes o panelas por lo que los uniformados tuvieron que abrir cada una de las cajas para extraer la droga.

Un tercer caso se dio en el Puerto de Cartagena en donde se encontró 410 kilos de cocaína proveniente de Guayaquil en Ecuador.

Al revisar el contenedor, los policías encontraron 14 tulas de diferentes colores. Aunque no demostraba sospecha alguna, el intercambio de información alertó a las autoridades colombianas para ubicar el navío que transportaba la droga.

Finalmente, la Dirección Antinarcóticos precisó que en lo corrido del año se han incautado en los departamentos que conforman la región Caribe más de 104 toneladas de cocaína.