En inmediaciones de Bogotá, la Fiscalía General de la Nación, la Delegada para la Seguridad Territorial y el CTI; y el apoyo operativo del Ejército, descubrieron un complejo narcotraficante que estaría al servicio de varias estructuras criminales dedicadas a la producción y comercialización de estupefacientes.

En una zona boscosa del corregimiento de Agua Bonita, en Silvania (Cundinamarca), los investigadores hallaron seis estructuras rusticas, las cuales conformaban un laboratorio destinado para el procesamiento de estupefacientes.

Conozca más: Gracias a una bruja se logró dar con el paradero de ‘Matamba’

Durante el procedimiento se encontraron 570 kilogramos de sustancias químicas sólidas, 1.206 galones de insumos líquidos y maquinaria; además de alojamientos y víveres para garantizar la estadía de las personas encargadas de la actividad ilícita.

La infraestructura descubierta tendría una capacidad para producir algo más de una tonelada de cocaína mensualmente.

Le puede interesar: Muere de infarto esposo de Irma García, maestra asesinada en tiroteo de escuela primaria en Texas

De acuerdo con el material de prueba, al parecer, era arrendada por cortos períodos de tiempo a distintas organizaciones para que elaboraran el narcótico, que lo embalaban y sacaban vía terrestre hacia los Llanos Orientales, con destino a la frontera con Venezuela.

También se estableció que parte del estupefaciente era camuflado entre mercancía tipo exportación, trasladada a la terminal de carga del aeropuerto El Dorado de Bogotá y enviada a destinos internacionales.

Quizás le interese: Estudio: El Gobierno Duque se rajó en medio ambiente

Una fiscal de la Dirección Especializada contra el Narcotráfico obtuvo ante un juez de control de garantías legalidad sobre el procedimiento y los elementos encontrados.