En pleno centro de Cali dos establecimientos fueron clausurados, luego que las autoridades descubrieron que eran centros de venta clandestina de pólvora.

El coronel Óscar Lamprea, comandante de la Policía Metropolitana de Cali, explicó que «en unas bodegas tenían almacenado el producto. Encontramos media tonelada de Pólvora y dos personas allí, que estaban manipulando estos elementos».

Entretanto, las autoridades caleñas confirmaron que tienen identificados más depósitos que serán clausurados así como perfiles en redes sociales dedicados al comercio de pirotecnia.

Andrés Villamizar, secretario de Seguridad de Cali, manifestó que «están llegando varias denuncias y así como el operativo en el que se incautó media tonelada de pólvora, también están aportando evidencias de avisos en redes sociales que ofrecen en redes sociales eso que está prohibido».

Hay que recordar que solo en la primera semana de diciembre, once personas han resultado lesionadas por usar la pólvora, dos de ellos menores de edad y tres adultos son de Cali.