El tema de las muertes por balas pérdidas en la capital antioqueña, llama la atención luego del triste caso del reguetonero y youtuber Fabio Legarda. Las autoridades están tras la pista de una banda de fleteros denominada “La Viña” que estaría tras este hecho.

Desde el 2015, en Medellín ha habido 11 casos de muerte por balas pérdidas, por lo que las autoridades analizan las consecuencias del actuar delictivo de las más de 380 bandas criminales que delinquen en la cuidad.

En el caso del reguetonero y youtuber, Fabio Legarda, Andrés Tobón, secretario de Seguridad de Medellín, afirmó que “se tiene conocimiento de que ambos delincuentes, tanto el que resultó abatido como el que luego fue capturado por la Policía Nacional, tienen arraigo en el sector de Campo Valdés, ahí tiene presencia unas estructuras criminales, entre ellas La Viña”.

El caso de un diseñador gráfico que murió por bala perdida en un ataque de sicarios en un bar, es otro de los hechos repudiables en la ciudad.

“El 27 de diciembre del año pasado se presenta el caso de un cuádruple homicidio en el sector de Laureles, en este hecho fallece Mauricio Ospina, un  diseñador gráfico que lastimosamente se encontraba en este espacio en el que unos criminales llegan a atentar contra otro sujeto que estaba en el establecimiento vecino. Mauricio muere por culpa de lo que se llama una bala perdida”.

En manos de las autoridades está ahora la investigación de balística para determinar de dónde provino la bala pérdida que acaba con la vida del joven artista Legarda.