Desde este viernes comienzan a regir las restricciones contra el COVID-19 en Cali. Entre las medidas está el toque de queda, que será entre las 10:00 p.m. y las 5:00 a.m.  de este sábado y no habrá ley seca.

El alcalde de Cali, Jorge Iván Ospina indicó, “durante esta Semana Santa no habrá procesiones, ascenso a los cerros, visitas a nuestros ríos, los riesgos son de deslizamiento, borrasca, de contagio por la aglomeración”.

“Nuestra ciudad tomó la decisión de cerrar los establecimientos nocturnos a partir de las diez de la noche con dos horas posteriores para que las personas puedan regresar a casa y los establecimientos puedan prepararse”, añadió el alcalde.

Las iglesias solo pueden tener el 35% de aforo, asimismo, habrá patrullaje con 4.500 uniformados de policía para evitar concentraciones como ésta y que infringen todas las normas.

“Vamos a insistir en el cierre de este espacio y educar a la comunidad. Mucha gente se ha relajado y piensan que el Covid se ha superado y no es verdad” indicó el alcalde Ospina.

Publicidad

También, desde este sábado y hasta el próximo 5 de abril el comercio tendrá pico y cédula.

El subsecretario de seguridad de Cali, Guillermo Londoño, mencionó “también tenemos pico y cédula, esta medida lo que pretende es salvaguardar la vida, evitar la velocidad de contagio en donde esperamos que no llegue el tercer pico a nuestras zonas”

En Cali hay alerta naranja tanto por el invierno como por el contagio de coronavirus y de 640 camas UCI, el 79.9% están ocupadas, es decir que hay libres 129.