La Procuraduría General de la Nación citó mesa de trabajo con autoridades locales, en Acandí, Chocó, con el fin de verificar las medidas tomadas y planeadas para garantizar la seguridad de los habitantes de la zona, debido a la circulación diaria de alrededor de 3.000 migrantes que transitan por las selvas del Darién para Estados Unidos.

En esta función preventiva de la Procuraduría, Margarita Cabello designó a funcionarios para hacer seguimiento de bloqueo que se ha presentado en las vías que comunican a Quibdó con Antioquia y a Quibdó con Pereira.

Le puede interesar: “Crisis regional”: el grave panorama de miles de migrantes en el Urabá antioqueño

De igual manera, los funcionarios designados para validar la situación de los migrantes, confirmaron que cruzarán el Golfo de Urabá y estarán en Capurganá atendiendo a las entidades para respaldar los derechos de las personas con destino a Panamá.

Finalmente, la Procuraduría busca trabajar en el municipio de manera articulada para asegurar que, en la zona norte de Chocó, ante la actual situación, alimentos y atención médica.