Después de 18 horas de maniobras y tras 11 días de encallamiento, el buque de bandera noruega ‘Nordic Wolverine’ fue sacado a flote en la desembocadura del río Magdalena en Barranquilla.

Expertos internacionales, en coordinación con las autoridades marítimas y portuarias del Caribe, iniciaron en la madrugada de este miércoles las tareas de desencallamiento de la embarcación que llevaba 11 días varado en la zona de Bocas de Cenizas.

Publicidad

Las maniobras se desarrollaron con extremas medidas de seguridad pues la embarcación carga 5.200 toneladas de químicos que transportaba al puerto de Barranquilla.

Por precaución, la embarcación no será conducida a la zona portuaria sino a aguas profundas del mar para verificar el estado en que quedó.

Las tareas de rescate de la embarcación, para evitar un derrame del químico, fue desarrollada con vigilancia de personal de la Fuerza Naval del Caribe.

Las actividades portuarias se reanudarán este jueves en Barranquilla.