La Fiscalía General de la Nación realizó diligencias de registro y allanamiento a nueve inmuebles en Barranquilla, Soledad y Galapa, en los que operaban seis emisoras que, según los estudios técnicos y la denuncia interpuesta por la Agencia Nacional del Espectro (ANE), no tenían los permisos de funcionamiento que otorga el Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones e interferían en la emisión de señales de la torre de control del aeropuerto internacional Ernesto Cortissoz, que sirve a Barranquilla.

Todos los elementos encontrados en los procedimientos realizados, fueron presentados por una fiscal de la Unidad de Propiedad Intelectual de la Dirección de Violaciones contra los Derechos Humanos ante el Juzgado 18 Penal Municipal de control de garantías de Barranquilla, que avaló la legalidad a los allanamientos y registros.