Más de 1.300 personas fueron desplazadas de sus hogares en Alto Baudó, Chocó, por enfrentamientos entre grupos armados.

Así lo denunció la Misión de Apoyo al Proceso de Paz en Colombia de la Organización de Estados Americanos.

«Exigimos cesar ataques contra comunidades étnicas y exhortamos a las autoridades a proteger a la población del territorio», dijo la MAPP/OEA.

El comandante de la Séptima División del Ejército, general Juan Carlos Ramírez manifestó que se está «atendiendo el llamado de la comunidad en el resguardo indígena Catrú».

En el primer trimestre del año más de 10.000 personas fueron desplazadas por el conflicto armado.

Otro exguerrillero asesinado

El partido Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común señaló que el exguerrillero Robert Hurtado, quien estaba en proceso de reincorporación, fue asesinado por desconocidos en el Chocó.

Según ese movimiento político, 197 excombatientes han sido asesinados desde que se firmó el acuerdo de paz con el Gobierno en 2016.