Bernardo Miguel Elías, más conocido como el ‘Ñoño’ Elías, fue destituido e inhabilitado por 12  años para ocupar cualquier cargo político por incurrir en hechos de corrupción para beneficiar a la firma Odebrecht en trámites contractuales, mientras se desempeñaba como congresista.

La Procuraduría, organismo que sancionó a Elías, estableció que incurrió en los delitos de cohecho propio, al recibir la suma de $1.6 billones de la constructora brasileña entre los años 2012 y 2014 para conseguir beneficios favorables para dicha empresa.

El órgano de control recordó que el exdiputado incurrió en estos delitos durante sus funciones como integrante de la Comisión Tercera del Senado, para ejercer influencias políticas y de este modo lograr que se firmara la adición del contrato correspondiente al tramo vial Ocaña-Gamarra, de la Ruta del Sol II.

Se determinó que el ‘Ñoño’ fue sancionado por dos cargos disciplinarios calificados como faltas gravísimas cometidas a título de dolo. En el desarrollo del proceso, Elías aceptó dicha responsabilidad frente a los cargos señalados.