La Procuraduría General destituyó e inhabilitó por 12 años al rector de la Institución Educativa Fray Javier de Barcelona del corregimiento de Puerto Santander (Amazonas), Héctor Reyna Pino, por acoso sexual a varias estudiantes.

El ente de control estableció que Reyna Pino, adscrito a la Secretaría de Educación departamental, acosó física y verbalmente con fines sexuales no consentidos, a estudiantes entre los años 2015 y 2017, valiéndose de la posición dominante en la que lo ubicaba su cargo.

También se pudo comprobar que el investigado ofreció viajes y dinero a las estudiantes, a cambio de sostener relaciones sexuales con él, y que frecuentemente realizaba acciones con insinuaciones de carácter sexual.

Con estos comportamientos el funcionario creó un ambiente hostil e intimidatorio para las estudiantes.

Dejando de lado que, por su deber funcional, le competía desarrollar directamente los procesos de enseñanza-aprendizaje teniendo en cuenta la dignidad e integridad moral intelectual, emocional, social y afectiva de las niñas.

Publicidad

El Ministerio Público citó entre las normas incumplidas, los artículos 18 y 42 de la Ley 1098 de 2006 o Código de la Infancia y la Adolescencia.

Normas que establece que, ‘’los niños, las niñas y los adolescentes tienen derecho a ser protegidos contra todas las acciones o conductas que causen muerte, daño o sufrimiento físico, sexual o psicológico’’.

Y que las instituciones educativas, entre otras obligaciones, deben respetar en toda circunstancia la dignidad de los miembros de la comunidad educativa.