En pleno centro de Cali había una estructura de tres pisos, en su interior pasadizos con habitaciones rodeadas por animales, residuos sólidos y otros elementos descompuestos que conformaban el expendio de alucinógenos más grande de la ciudad, conocido como «el túnel del tiempo».

«Aquí hay personas que hacen negocio con droga, microtráfico e inducen a la gente a la droga, es lo más degradante que pueden hacer en contra de otro ser humano», dijo Maurice Armitage, alcalde de Cali.

En el momento de la intervención, fueron halladas al menos 150 personas consumiendo todo tipo de droga, entre otras irregularidades.

«Las 150 personas no vivían aquí, era un centro de consumo, el más grande de Cali, hay información que pueden haber cadáveres de personas perdidas en este inmueble, animales en estado de descomposición, esto es un Bronx pequeño en un edificio concentrado», sostuvo Andrés Villamizar, secretario de Seguridad.

En lo corrido del año, otros cuatro expendios en similares condiciones han sido destruidos y aún faltan 10 puntos por intervenir.

El general Hugo Casas, comandante de la Policía Metropolitana de Cali, afirmó que «hay unas situaciones que se van a tratar con Policía judicial, porque tenemos información que podemos encontrar homicidios e incluso caletas de estupefacientes».

Publicidad

Luego de este procedimiento, se avanzará en la identificación de las organizaciones que mueven el comercio de estupefacientes para su judicialización y en el reconocimiento de los consumidores para apoyarlos en su recuperación.