Las autoridades intervinieron un gigantesco frente de minería ilegal en Zaragoza (Antioquia), que estaría al servicio del ‘Clan del Golfo’.

En el lugar se constató el funcionamiento de varios yacimientos ilícitos y un grave deterioro a los recursos naturales.

Los peritos especializados del CTI establecieron que el área afectada por esa actividad superaría las 320 hectáreas e identificaron el vertimiento indiscriminado de sustancias tóxicas al río Nechí.

En ese sentido, fueron destruidas 14 excavadoras, 6 clasificadoras y 6 unidades productoras mineras. La maquinaria afectada superaría en valor los 6.300 millones de pesos.

Las investigaciones dan cuenta de que las rentas criminales en este entable minero ascendían a $816’00.000 mensuales. Son recursos que dejarán de percibir las estructuras del ‘Clan del Golfo’