El caso de maltrato animal de que fueron víctimas cuatro perros en la sede del SENA en Malambo (Atlántico), causa indignación por la manera como botaron a estos animales.

En el procedimiento se ve el maltrato, les aplicaban un fármaco para dormirlos, meterlos en un saco que sellaban y trasladarlos a otro lugar.

Por las graves denuncias ya hay decisiones en la dirección regional de la entidad.

«Ya se han desvinculado de la entidad las personas que participaron en estos hechos y también al servidor que estaba a cargo el día de ayer. Ya fue removido de sus funciones como coordinador de la sede de Malambo», indicó la directora del Sena en Atlántico, Jacqueline Rojas.

Los caninos vivían en el lugar desde la misma construcción de la obra, y en los últimos días habrían intentado agredir al personal de la institución.

Publicidad

«La decisión desafortunada en su momento fue sedarlos y trasladarlos a la sede y distanciarlos de la sede de Malambo», agregó Rojas.

El SENA reconoce errores de procedimiento, pero varios animalistas reclaman justicia.

«Cárcel, esto no tiene otro nombre sino un delito y hay que pagarlo, tienen que pagar todos los culpables. Esto no puede seguir en Barranquilla, están envenenado a los perros en diferentes sectores de Barranquilla y Malambo», aseguró la animalista, Conny Arrieta.

La dirección regional del Servicio Nacional de Aprendizaje (SENA), negó que aprendices hayan participado en estos hechos.