Un juez cobijó con detención domiciliaria a dos policías señalados de interceptar las comunicaciones de cinco de sus compañeros en la Dijín.

Se trata de Yefferson Fabián Tocarruncho y el sargento Wadith Velásquez, quienes según la Fiscalía, realizaron las interceptaciones ilegales, usando el caso del ganadero José Guillermo Hernández alias ‘Ñeñe’.

Tocarruncho y Velásquez hacen parte de los investigadores que recopilaron las llamadas telefónicas del teléfono de ‘Ñeñe’ Hernández. En los audios, el ganadero hablaba sobre posibles irregularidades electorales relacionadas con la campaña del presidente Iván Duque.

El nombre del ganadero ‘Ñeñe’ Hernández cobró relevancia, luego de que la Fiscalía lo relacionara con el narcotraficante ‘Marquitos’ Figueroa, y con una fortuna superior a un billón de pesos.