Ante la Corte Suprema el detenido exsenador Eduardo Pulgar Daza se acogió a sentencia anticipada tras aceptar cargos por haberle ofrecido en el año 2017 un millonario soborno al entonces juez de Usiacurí, para que favoreciera a su amigo Luis Fernando Acosta en un proceso relacionado con la Universidad Metropolitana de Barranquilla.

El ofrecimiento al entonces juez Andrés Rodríguez Cáez quedó grabado en un audio que reveló en abril del año pasado el periodista Daniel Coronel en una columna titulada pulgarcito.

Publicidad

Este viernes en la diligencia, que duró tres horas, ante la Corte Suprema de Justicia el exsenador aceptó cargos por tráfico de influencias y cohecho, además negó otro delito por violación de topes electorales.

Tras la aceptación de dos de los tres delitos por los cuales es investigado el exparlamentario barranquillero, la Sala de Instrucción de la Corte tiene 10 días para resolverle su nueva situación y unos posibles beneficios.

Aunque Pulgar Daza renunció al Senado hace un mes, la Corte decidió mantener la investigación y se abstuvo de trasladarla a la Fiscalía.

Al exparlamentario la misma Corte le negó la prisión domiciliaria, por lo cual permanece en la cárcel La Picota de Bogotá.