La Procuraduría General censuró que por causa de la congestión que registra el Juzgado Penal del Circuito Especializado de Tumaco (Nariño), en los últimos cuatro meses más de un centenar de detenidos, haya quedado libre por vencimiento de términos.

Como ocurrió con dos de los procesados por el homicidio de los periodistas ecuatorianos del diario El Comercio Paul Giovanny Rivas Bravo, Juan Javier Ortega Reyes y Kelly Efraín Segarra Abril, ocurrido en marzo de 2018.

Lea también: Víctimas dicen que deportar a Salvatore Mancuso a Italia acalla la verdad

El ente de control evidenció que el juzgado, el único en el puerto que conoce procesos contra detenidos, realizó 154 audiencias por vencimiento de términos.

De las cuales en un 70 % fue concedida la libertad a los procesados, algunos de los cuales están sindicados de los homicidios de líderes y lideresas de Nariño.

Los delitos más comunes en los que se han concedido libertades son homicidio, tráfico de estupefacientes, concierto para delinquir agravado, secuestro, extorsión, agresiones sexuales y porte ilegal de armas.

En el caso de los periodistas del diario El Comercio, los sindicados Gustavo Alfonso Ospina y Gustavo Angulo Arboleda quedaron en libertad en junio y agosto pasado respectivamente.

Publicidad

Esto al cumplirse el término legal para que se iniciara la audiencia preparatoria, luego de la acusación presentada por la Fiscalía General de la Nación.

La Ministerio Público estableció que en mayo pasado fueron realizadas 26 audiencias por vencimiento de términos, 27 en junio, 59 en julio, y en lo corrido de agosto ya se han efectuado 42.

La Procuraduría en sus intervenciones ante el juzgado hizo pública su preocupación de que en algunos casos las audiencias están siendo programadas con un espacio de hasta siete meses.

Término que desconocería los principios de celeridad y oportunidad con los que se deben atender los procesos penales.

Para la entidad si bien es cierto que los procesados gozan del amparo de la presunción de inocencia, las libertades otorgadas por vencimiento de términos lesionan indiscutiblemente los derechos de las víctimas, quienes reclaman una justicia pronta y oportuna.

Frente a la congestión que enfrenta el Juzgado Penal del Circuito Especializado de Tumaco la Procuraduría hizo un llamado para que se nombre por lo menos un juez más, para conocer y evacuar los procesos de competencia de esa jurisdicción.