Las autoridades detuvieron en las últimas horas en Bogotá a un ciudadano francés condenado en su país a 30 años de cárcel por secuestro y homicidio, y era buscado con circular roja de la Interpol.

‘’Luego de varios meses de investigación, la delegada contra la criminalidad organizada (…) ubicó al ciudadano francés Tarek M’Naouar requerido mediante notificación roja de Interpol por el secuestro y posterior muerte de una persona en Pantin (Francia) en diciembre de 2005’’, informó el director de asuntos internacionales de la Fiscalía, Alejandro Jiménez.

A M’Naouar se le atribuye el secuestro y homicidio de un ciudadano francés cuyo cuerpo fue encontrado en Bélgica, en el maletero de un auto de lujo, con signos de tortura y quemaduras, un crimen relacionado con disputas derivadas del tráfico de drogas.

En una operación conjunta con agencias internacionales, las autoridades detuvieron a M’Naouar en la terminal de transportes de Bogotá, cuando llegaba de Cartagena de Indias con un documento falso de Túnez.

Según el ente investigador, el francés estaba en el país desde 2018 y ya se ha informado a la embajada de Francia para comenzar el proceso de extradición al país europeo, donde deberá cumplir su condena.