Ante la escasez de donantes la fundación Homi, ubicada en el sur de Bogotá y que atiende diariamente a cerca de 380 niños con diferentes enfermedades de edades entre los 2 y los 14 años, invitó a donar sangre.

“En un solo hospital de alta complejidad como este se necesitan cientos de donantes mensuales para ayudar a decenas de niños”, indicó Karen Rugeles, líder de comunicaciones de la fundación Homi [Hospital Pediátrico La Misericordia].

Y no es solo sangre lo que se necesita, es por ello que algunos donantes de buena fe se sientan durante dos horas para donar plaquetas con el fin de ayudar a los pequeños. Otros donantes aseguran que lo hacen porque en algún momento ellos también pueden llegar a necesitar de esa ayuda.

En este momento es escasa la sangre de tipo O+, por eso la necesidad de donantes es inminente. Tanto hombres como mujeres entre los 18 y los 65 años pueden donar; esta práctica se puede realizar cada cuatro meses.