El pasado domingo se reportó una masacre en el corregimiento de Altaquer, municipio de Barbacoas (Nariño), que dejó un saldo de cuatro ciudadanos indígenas ‘awá’ muertos y otros dos más heridos.

Según reportes preliminares, los asesinos formarían parte de una estructura del ELN y perpetraron la matanza mientras sus objetivos departían en un billar.

El senador Gustavo Bolívar reveló que una de las víctimas, identificada como María Verónica Pai, estaba embarazada. Es la masacre 58 en lo corrido del año y la 299 durante el gobierno de Iván Duque, según reveló Bolívar.

Hace pocas horas se difundió el vídeo -captado por una cámara de seguridad- que registró el instante en que cuatro sujetos se bajan de una camioneta (uno detrás del otro), y comienzan a disparar indiscriminadamente con fusiles a las afueras del establecimiento público contra los ciudadanos miembros del cabildo indígena.

Feliciano Valencia, ex consejero del CRIC, también denunció el asesinato y aseguró que la masacre al pueblo indígena se produce “ante la indiferencia del gobierno” del saliente Jefe de Estado.