Desde un carro en el que se movilizaban cuatro personas, salieron los disparos que le quitaron la vida al patrullero Carlos Humberto Ojeda Verdugo, en la estación de Policía de Arauquita, departamento de Arauca.

El uniformado, que fue impactado en la cabeza y el tórax, fue auxiliado por sus compañeros y trasladado al Hospital San Lorenzo, donde perdió la vida ante la gravedad de las heridas.

Por su parte, las autoridades se encuentran investigando los hechos para dar con el paradero de los autores del ataque armado, pero la hipótesis que toma fuerza, es que el ataque fue perpetrado por personas que pertenecen a la disidencia de las Farc, del frente 10 y 45 que operan en la zona.

El coronel Geovanny Buitrago, comandante de la Policía de Arauca, sostuvo que “tras el trabajo investigativo, se espera materializar más capturas y especialmente de este hecho. Ayer hemos dado un golpe contundente de dos capturas de dos disidentes de las Farc”.

El patrullero Ojeda de 23 años de edad, era oriundo de Boyacá y llevaba en la Institución dos años y medio.