El director de la Policía, general Óscar Atehortúa aseguró este miércoles que la disidencia de las Farc estaría planeando una infiltración en las protestas que adelanta la minga indígena en el país.

“Hay informaciones muy claras de que la disidencia de las extintas Farc quieren infiltrarse en la minga indígena”, indicó el general.

De acuerdo con el uniformado, la misma disidencia estaría planeando un ataque en contra de los indígenas para responsabilizar a la Fuerza Pública de los posibles actos violentos.

“Les pedimos que ellos a través de su guardia indígena, impidieran el ingreso de personas que no tuvieran debidamente identificadas y censadas, porque una de las grandes pretensiones de estos delincuentes era atentar contra algunos de los indígenas para posteriormente enmendarle la responsabilidad a la Fuerza Pública”, aseguró el director de la Policía.

Las autoridades tendrían dicha información, inclusive, antes de iniciar el encuentro entre los más de 10 mil indígenas.

Publicidad

Información que fue compartida con los líderes de la minga en el departamento del Cauca, para que, entre ambas partes, eviten hechos que alteren el orden público.

El general Atehortúa también aseguró que están siendo analizados unos audios que están circulando, donde al parecer, alias ‘El Paisa’ afirmaba una posible infiltración en la minga.

“Los audios directamente están siendo analizados por las unidades de inteligencia de investigación criminal para precisar si la voz corresponde a los archivos que tenemos y si realmente obedecen a estas personas o son otros actores criminales”, concluyó.

Por su parte el ministro de Defensa, Carlos Holmes Trujillo, reiteró la posición del Gobierno nacional frente al tema de las movilizaciones por parte de la minga.

“Se respeta la protesta pacífica, no se acepta el vandalismo, se sigue abierto al dialogo y haciendo presencia en la minga indígena, es claro para el gobierno nacional que esta minga no es reivindicativa sabiendo que es una minga política”, manifestó el minDefensa.

También aseguró que es necesario mantener los protocolos de bioseguridad ya que las aglomeraciones están prohibidas ante la pandemia por el COVID-19.