El presidente de Colombia, Gustavo Petro, señaló como posibles responsables del asesinato de los siete policías en el Huila a las disidencias de las Farc.

Este sábado, el jefe de Estado sugirió que detrás del ataque podrían estar las disidencias de las FARC que tienen presencia en el territorio.

“La autoría de los hechos ya tendrá su propia investigación. Siendo una zona tradicionalmente marcada por la historia de las FARC, es altísimamente probable que integrantes que hoy llaman disidentes hayan sido responsables de este atentado. Y en esa medida es este tipo de disidencias las que tienen que responder por estos hechos. Se habla de Dagoberto Ramoso de Ismael Ruíz“, sostuvo.

Asimismo, resaltó que fue el primer hecho de violencia que se registra después de la firma del Acuerdo de Paz en esta región.

En esta medida indicó que en esa zona se evidencia la ausencia estatal, la falta de inversiones y el incumplimiento de los acuerdos de paz por parte del anterior Gobierno; por ello, confirmó que se vinculará a la comunidad en proyectos como el mejoramiento de la carretera en donde ocurrió el atentado.

De otra parte, anunció que una de las primeras decisiones que se determinó con la cúpula de las fuerzas armas era el retiro de los auxiliares de Policía de estas regiones que fueron consideradas zonas del conflicto armado.

“No puede haber más auxiliares de policía en estas zonas de conflicto. Tenemos que cuidar esa primera juventud de 18 a 20 años. Por su nivel de experiencia, que es bajo, y su condición que es básicamente la de cumplir un requisito de ley. Esos muchachos y muchachas no pueden estar en sitios de alto riesgo donde se necesita capacidad, mucha más experiencia y más años”, precisó.

Finalmente, propuso que con apoyo del Gobierno nacional, departamental y local, se impulse el desarrollo de esta región en temas como la salud, la conexión y la educación.

“No estamos hablando de regiones marginadas, son marginadas por obra del Gobierno, pero geográficamente tiene un sentido como el Catatumbo. Ahora esta región de San Luis que está situada entre el río Magdalena y mar Pacífico“, dijo.

“Se va entendiendo que hay una incomprensión de la paz, y lo que tiene que hacer el Estado, si no quiere perder ese territorio que se ganó en el Acuerdo de Paz, es desarrollarla y volverla próspera” concluyó el presidente Gustavo Petro.