Por amenazas de muerte de las disidencias de las Farc, cerca de 150 desmovilizados de esa guerrilla tuvieron que abandonar su sitio de concentración, en Uribe, Meta, en donde adelantaban un proyecto productivo agropecuario.

En el Diamante, una nueva área de reincorporación, ubicada en la vereda El Vergel, del municipio de Uribe, en el departamento del Meta, las amenazas de muerte contra 147 desmovilizados de las Farc (76 mujeres y 71 hombres) que adelantaban allí un próspero proyecto productivo de ganado y cultivos de sorgo y trigo, los hicieron huir para salvar sus vidas.

Las amenazas de muerte de estas personas que le apuestan a la paz, provienen de sus antiguos compañeros de armas. Los que no se desmovilizaron y los que se volvieron a rearmar.

“Lastimosamente les tocó abandonar la zona por las amenazas de las disidencias, disidencias que han generado toda una ola de violencia en el sur del departamento”, le dijo a NotiCentro1 CM& el gobernador del Meta, Juan Guillermo Zuluaga.

Amenazados de muerte, estos desmovilizados reportan no solo millonarias pérdidas económicas sino de un proyecto comunitario y de reincorporación exitoso en la región, ubicada en la antigua zona de distensión.

Y es que según el gobernador del Meta, las disidencias que amenazaron a estos desmovilizados que dejaron atrás la lucha armada, han asesinado a 25 civiles y 16 militares y policías. Esas disidencias se disputan el negocio del narcotráfico y los proyectos productivos de quienes hoy le apuestan a la paz.