Las disidencias de las Farc infiltraron las manifestaciones de noviembre de 2019, así lo asegura la Fiscalía General de la Nación.

Puntualmente, la entidad acusa a un grupo de cinco personas, de orquestar los actos vandálicos contra la fuerza pública y la infraestructura de Bogotá, aprovechando las jornadas de protesta.

Según expuso la Fiscalía, el grupo adiestraba jóvenes en Bogotá y los dotaba con artefactos para atentar contra la fuerza pública.

La Fiscalía pidió que los detenidos sean enviados a prisión, y les formuló seis delitos, entre ellos terrorismo.

Los hombres tendían nexos con alias Martin, quien sería el enlace con los cabecillas de las disidencias Farc.