Reclusos de la cárcel judicial de Pasto protestaron al interior del recinto, en donde se requirió la presencia de los bomberos para extinguir los incendios que generaron en las celdas donde quemaron colchones.

Según los familiares de los privados de la libertad, esto se da en rechazo a la medida que cancela las visitas por la actual pandemia del coronavirus.

La protesta que duró más de dos horas, también tenía como fin exigir respeto por sus derechos.

Para intervenir en los disturbios se requirió la presencia de la Policía Nacional y del pelotón antidisturbios del Ejército Nacional.

Según información preliminar, se presentaron al menos siete heridos entre los cuales no se reportaron reclusos, sino guardianes del Inpec. Tampoco hubo alguna fuga en medio del amotinamiento.