Por segunda noche consecutiva y otra vez previo a un partido de Copa Libertadores, jóvenes que manifiestan estar en contra de la celebración de eventos deportivos en medio del paro nacional, se enfrentaron a la Fuerza Pública en Barranquilla.

A las 6:30 de la tarde, media hora antes de iniciar el partido América -Atlético Mineiro en el estadio Romelio Martínez, comenzaron los enfrentamientos entre el Esmad y manifestantes.

 

Le puede interesar: Acolfutpro solicita que “no se programen partidos, hasta que no se resuelva la situación” del país

 

Inicialmente, los jóvenes convocados por redes sociales bajo la consigna “Sin paz no hay fútbol” lanzaron piedras por más de 20 minutos mientras la Fuerza Pública contenía con chorros de agua.

Luego vinieron los gases lacrimógenos para dispersar a los manifestantes que tomaron rumbo al norte de la ciudad en donde siguieron lanzando bombas molotov a los uniformados.

 

Vea también: Fiscalía decomisa primeros vehículos relacionados con vandalismo

 

El evento deportivo ya se ha tenido que detener en cinco oportunidades a lo largo del primer tiempo por cuenta de las afectaciones que le han producido los gases lacrimógenos a los jugadores que intentan sacar adelante un partido en medio de una situación muy tensa que se vive en la ciudad de Barranquilla.

Publicidad

Este encuentro se llevó a cabo con la autorización de la Conmebol, el rector del fútbol Sudamericano.

El partido entre América y Atlético Mineiro estaba precedido de un antecedente como el que se dio anoche entre Junior y River Plate que jugaron en ese mismo escenario en donde se vieron afectados los jugadores por los efectos de los gases lacrimógenos producto de enfrentamientos a las afueras del escenario deportivo entre la Fuerza Pública y manifestantes en el marco del paro nacional.