En Colombia seguirán existiendo causales específicas para solicitar el divorcio. Así quedó establecido, luego que la Corte Constitucional rechazara las pretensiones de dos demandas contra el Código Civil que contempla ciertas condiciones para solicitar el divorcio.

Algunas de esas causales son el maltrato, la separación de cuerpos, el incumplimiento de los deberes y relaciones extramatrimoniales que pueden llevar a solicitar el divorcio por parte de quien no ha cometido ninguna falta.

Una de las demandas alegaba violación de los derechos a la igualdad porque una persona no puede pedir el divorcio a su compañero o compañera, mientras no incurra en una de las faltas que especifica el Código.

La otra demanda calificaba como discriminatorias las diferencias para poder divorciarse cuando la pareja se casa por lo civil o por lo católico, pues, en este último caso, se puede pedir la disolución de la unión de manera unilateral, mientras que en el otro caso rigen ciertas condiciones.

La Sala Plena estudió la ponencia del magistrado Alejandro Linares y decidió en el primer caso negar la demanda, y en el otro no estudiarla de fondo, puesto que ya la Corte se había pronunciado al respecto en una sentencia del 2017, la cual decidió no tumbar los artículos del Código Civil.

Nancy Torres Leal