Los docentes han tenido que adaptarse rápidamente a las clases virtuales, una modalidad que muchos de ellos nunca habían tenido.

El sindicato de educadores de Santander informó que dos docentes del área metropolitana de Bucaramanga fueron internados en hospitales de salud mental porque presentaban cuadros de ansiedad producto de la intensidad horaria en que trabajan actualmente.

Uno de ellos aseguró que su jornada inicia alrededor de las 5 a.m. para preparar las clases del día, y termina cerca de las 11 p.m.