Cali vivió una jornada de protestas, funcionarios de la Defensoría del Pueblo y 200 docentes del programa de Cero a Siempre realizaron plantones para exponer distintas peticiones a las entidades estatales.

Por su parte, trabajadores de la Defensoría denuncian sobrecarga laboral, incumplimiento en el pago de honorarios e irregularidades en la contratación.

“El rechazo a la convocatoria hecha porque deja idoneidad de defensores públicos vinculados a la Defensoría por prestación de servicios, que han sido capacitados por USAID y Defensoría del Pueblo”, indicó Jaime Suárez, defensor público de Cali.

Asimismo, Nazario Guzmán, juez once de Cali, sostuvo que “a pesar de la irregular forma de contratación no les han reconocido justamente sus sueldos mínimos, no se les ha incrementado el mismo de forma digna, e interrumpen sus contratos”.

Por otro lado, docentes que eran vinculadas al programa ‘De Cero a Siempre’ aseguran que al menos 200 personas están desvinculadas.

“Estamos consternadas porque a la fecha no sabemos qué pasa con las contrataciones, los niños han quedado por fuera y nosotros somos personas licenciadas”, manifestó Marley Álvarez, una de las afectadas con la medida.

Las licenciadas esperan que en el transcurso de la semana les cumplan con una reorganización de los operadores para poder continuar laborando.