La divisa sigue disparada en parte por el desplome en los precios del petróleo que se acercan a los mínimos de 2016.

La moneda en su apertura se montó a los $4.030 y minutos más tarde ascendió a los $4.100 acentuando la escalada.

El petróleo es uno de los factores que genera el aumento afectado por la guerra de precios entre Arabia Saudita y Rusia.

El crudo se cae 7,20 % a USD$33,20 el barril en la referencia Brent mientras el WTI baja 7,37 % a USD$30,53 el barril.

Se suma el nerviosismo del coronavirus que afecta principalmente los mercados financieros en el mundo.