La organización Roa Florhuila S.A., líder de la industria arrocera en Colombia, aprobó un aporte de 5.000 millones de pesos para apoyar a las familias del país, en especial de los sectores más vulnerables, debido a la emergencia sanitaria por el  COVID-19.

También, esta entidad garantizó la estabilidad laboral de sus 1.800 trabajadores a lo largo de la crisis.

“Como lo hemos hecho siempre, a lo largo de más de 50 años, estamos en las buenas y en las malas con las amas de casa y con todos los colombianos” dijo Aníbal Roa Villamil, presidente de Roa Florhuila.

Estos aportes serán canalizados a través de programas como:

“Ayudar nos hace bien”, de la Presidencia de la República y liderada por la primera dama María Juliana Ruiz; la iniciativa “Colombia Cuida a Colombia” de la Asociación Nacional de Bancos de Alimentos; y programas de apoyo al adulto mayor, a través de la Cruz Roja.

Ante la coyuntura de salud pública, la organización adelanta una rigurosa política interna para garantizar a los consumidores productos seguros.

“Fortalecimos la cultura del autocuidado y cuidado colectivo en nuestras plantas, oficinas, bodegas y en nuestra red de transporte, para evitar que los alimentos sean un vector de transmisión”.

Conscientes de la importancia del arroz en la canasta familiar, Roa Florhuila respondió que apoya los reclamos de algunos consumidores contra la especulación en la venta de arroz.

«El precio del arroz traía una dinámica de crecimiento desde octubre de 2019, debido a las condiciones de la oferta y la demanda en el mercado nacional, en particular el aumento de los precios de la materia prima -arroz paddy verde- el valor de los empaques y en las últimas semanas por la devaluación de nuestra moneda para el caso de las importaciones de Ecuador y Perú».

A excepción de esas condiciones ajenas a la entidad, mantendrán los precios de sus productos en las condiciones normales del mercado.