En un operativo desarrollado por autoridades fueron recuperados dos pericos bronceados e incautados 1.851 gramos de carne y huevos de tortuga hicotea.

“Consumir animales silvestres, traficarlos o tenerlos en nuestros hogares no solo es ilegal, sino que genera impactos negativos en los ecosistemas y, por supuesto, produce mucho sufrimiento a las especies que son víctimas de este delito”, dijo la secretaria de Ambiente, Carolina Urrutia.

Lea también: Fredy Guarín rompió silencio: habla de su situación y pide respeto por sus hijos

Las aves, que provenían de Puerto Berrío (Antioquia), fueron valoradas inicialmente por los profesionales de la Secretaría de Ambiente, quienes determinaron que estas presentan un alto grado de deshidratación y baja condición corporal.

Por su parte, la carne y los huevos de tortuga hicotea fueron incautadas a una persona que procedía del departamento de Magdalena. Se calcula que estos podrían pertenecer a tres especímenes.

Los pericos serán trasladados al nuevo Centro de Atención y Valoración de Flora y Fauna Silvestre del Distrito donde, con la ayuda de biólogos, veterinarios y zootecnistas, comenzarán su recuperación y rehabilitación para un posible retorno a su hábitat natural.

Publicidad

Le puede interesar: El mundo supera los 130 millones de casos y curva de contagios sigue subiendo

La actividad de control de este domingo permitió la judicialización de dos personas por parte de la Policía Ambiental y Ecológica por el presunto delito de aprovechamiento ilícito de los recursos naturales renovables, que serán puestas a disposición de la Fiscalía General de la Nación para que continúe el respectivo proceso.