Se cumplen dos semanas de la destrucción fatal que sufrió Providencia, Santa Catalina y parte de San Andrés por el paso del huracán Iota. La limpieza y reconstrucción es la esperanza de los raizales.

«La reconstrucción va a ser paralela, las viviendas que quedaron en pie, lo que queremos es que la estructura quede antisísmica y contra huracanes», explicó Susana Correa, gerente para la atención de la emergencia en las islas.

Publicidad

Este es el proyecto presentado como vivienda prefabricada para las personas que sufrieron la pérdida toral de sus casas.

Algunos han alzado su voz de rechazo porque afirman que perderán sus costumbres.

«Antes del Iota estaba en un proceso de pérdida, y si ahora con todo ese desastre tenemos muchas posibilidades de que se pierdan con los nuevos modelos de vivienda que se van a traer a las islas», dijo una de las habitantes de Providencia.

El gobierno avanza en el diálogo con las comunidades Raizal es con el fin de tomar decisiones conjuntamente, también se conoció que ya están llegando algunas trituradoras de madera y de cemento.

Correa reafirmó que la reconstrucción se dará en los 100 días que prometió el presidente Iván Duque.