Son dos las rutas alternas. Una por Puerto Berrío: 531 kilómetros y aproximadamente 14 horas de trayecto, cinco más de lo normal e incluso puede aumentar, pues la Policía de Tránsito hace pasos intermitentes. La ruta es Bogotá – Villeta, Guaduas – Puerto Boyacá, Puerto Berrío – Cisneros y Barbosa – Medellín.

Y la otra vía alterna es por Manizales: 487 kilómetros y por lo menos seis horas más que por la autopista Bogotá – Medellín, serían unas 15 horas por las interrupciones por trabajos en la vía. La ruta sería Bogotá – Villeta, Guaduas – Honda, Mariquita – Fresno, Manizales – La Pintada y Santa Bárbara – Medellín.

La Asociación de Transportadores de Carga (ATC), afirma que tendrán sobrecostos por lo menos del 30 por ciento. Sitios como Santiago y La Quiebra de la vía por Puerto Berrío son muy angostos.

“Solamente cabe una tractomula, si se encuentran dos tractomulas o vehículos grandes en direcciones opuestas uno de los dos tiene que reversar para poder generar el paso. Es estrecho, hay casas, hay rieles en el piso, se vuelve un poquito complicado”, indicó el director de la Asociación de Transportadores de Carga, Álvaro Alzate.

Entre tanto 20 equipos de trabajo del Invias, Bomberos, Policía y Ejército, trabajan 24 horas al día para dar paso en la vía Medellín – Bogotá sector Leticia de San Luis, donde se recuperó el cuerpo sin vida de un conductor.

“Los perros mostraron interés en esta parte que está a mi espalda, mostraron mucho interés tres perros de cuatro que trajimos. Hicimos movimiento y encontramos parte de un vehículo no sabemos si es la tractomula de ayer u otro camión diferente”, aseguró el subcomandante de Bomberos de Sabaneta, Carlos Andrés Gómez.

Si las lluvias no afectan los trabajos la vía Bogotá – Medellín estaría abierta por lo menos a un carril, el lunes.