La Corte Suprema de Justicia condenó al dueño de un perro que mordió a una mujer en Riosucio, Caldas, a que responda patrimonialmente por $48 millones tras declararlo civilmente responsable de los daños y perjuicios ocasionados a la víctima.

El fallo proferido por la Sala Civil de la Corte confirma una sentencia del Tribunal Superior de Manizales en la que se advierte que el dueño del can, Héctor de Jesús Sánchez Gutiérrez, estaba obligado a tomar las previsiones necesarias de cuidado, custodia y guarda jurídica del mismo e indemnizar por los daños que dicho animal llegare a causar.

La demandante, María del Consuelo Morales, alegó que fue atacada por el perro cuando transitaba por un “camino real” del que los vecinos del sector hacían uso desde hace más de cuarenta años.

En el fallo se precisa que el “custodio” del animal deberá responder por aquellos resultados lesivos generados por infringir los deberes de cuidado y vigilancia que le imponía su condición de garante.