A propósito de la decisión de la JEP de elevarle cargos por secuestro a ocho desmovilizados líderes de la antigua guerrilla de las Farc, el presidente de la República señaló la importancia de que se impongan sanciones proporcionales y efectivas.

‘’Si bien vemos que se adelantan imputaciones por el delito de secuestro a quienes ejercieron el mando superior de grupos terroristas, también es importante, y es lo que está a prueba, que esas sanciones sean proporcionales y sean efectivas y que no traigan la revictimización de quienes fueron flagelados porque quienes cometieron esos crímenes no tengan esa sanción’’, indicó el mandatario.

Dijo que no puede tenerse un doble rasero impidiéndoles a los autores de delitos comunes que lleguen al Congreso mientras al mismo tiempo se le mantienen las curules a los condenados por delitos de lesa humanidad.

“Quienes cometan crímenes de lesa humanidad no solamente tengan sanciones ejemplarizantes y proporcionales, sino que también no estén revestidos de honores y, por el contrario, la sanción colectiva implique que no tengan derechos por encima de los demás ciudadanos”, agregó Duque Márquez.

El jefe de Estado se pronunció durante el vigésimo quinto encuentro de la Jurisdicción Constitucional que se desarrolla de forma semipresencial en Pereira (Risaralda).